Ajuste personal y social de los CEE

Puesto que los Centros Especiales de Empleo no deben dedicarse exclusivamente a dar trabajo a las personas con discapacidad, sino que también deben tratar de mejorar su bienestar físico y psicológico, es importante la presencia de un Servicio de Ajuste Personal y Social en todo CEE.

¿Qué son y para qué sirven los Programas de Ajuste Personal y Social?

Los Programas de Ajuste Personal y Social están pensados para llevar a cabo programas de rehabilitación, terapias, labores de integración social, y algunas actividades culturales y deportivas.
Todo ello con el objetivo de que los trabajadores del CEE tengan una rehabilitación personal mayor, así como una mejor adaptación en la sociedad y mejores relaciones con los demás trabajadores del CEE.
Las actividades que se llevan a cabo dentro de los Programas de Ajuste Personal y Social, son dirigidas por profesionales contratados expresamente para llevar a cabo esas funciones.

Programa Específico de Empleo

Más allá de los Servicios de Ajuste Personal y Social, también es importante hablar de los Programas Específicos de Empleo, que son aquellos que buscan ofrecer el mejor empleo posible para una persona con discapacidad, en virtud de sus características personales.

Este servicio de apoyo en relación al empleo se lleva a cabo de forma continua en el puesto de trabajo, realizando un seguimiento continuado e individualizado, tanto a nivel individual como a nivel grupal.

A lo largo de este programa se evalúa la capacidad de la persona en cuestión de poseer un trabajo a tiempo completo o parcial en la comunidad, así como los términos del trabajo que tiene que desempeñar, y todo lo que tiene que ver con las habilidades necesarias para desempeñar el trabajo.

Así, se evalúa la capacidad para interactuar con los demás compañeros, prepararse para el trabajo, localizar recursos financieros, recibir críticas y mejorar las habilidades en función de ello, ser capaz de finalizar las tareas que se empiezan, etc.

De esta forma, mediante el apoyo en el propio puesto de trabajo, se pueden mejorar las habilidades relacionadas con el empleo. Y, por supuesto, además, se consigue una mayor identificación como trabajador.

Esto se lleva a cabo con un equipo formado por profesionales cualificados en Psicología e Integración Laboral, cuyas competencias son:

    • Ayudar a los trabajadores en todas las necesidades de apoyo que tengan a lo largo del desarrollo de su actividad productiva.
    • Crear entornos que faciliten la actividad profesional.
    • Proporcionar programas de formación para integrar al trabajador en el proceso productivo.
    • Establecer los criterios que determinen un puesto de trabajo de calidad.

El procedimiento que se sigue desde la Unidad de Apoyo para lograrlo es el siguiente:

  • Entrevista y petición del currículum y el certificado de discapacidad.
  • Valoración de las capacidades y limitaciones.
  • Incorporación a la Bolsa de Empleo.
  • Incorporación al puesto de trabajo. Allí se le dará información sobre las diferentes actividades de ajuste personal-social.
    • Tras la inclusión de la persona en la plantilla del CEE, se le informa de las actividades que tiene a su disposición:
    • Información y asesoramiento por parte de un Trabajador Social.
    • Apoyo psicológico para solucionar cualquier problema que el trabajador pueda tener.
    • Rehabilitación y fisioterapia.
    • Realización de actividades culturales y deportivas.
    • Seguimiento del trabajador.

Por último, hay que mencionar que este trabajo por el bienestar global de los empleados de los Centros Especiales de Empleo se desarrolla a lo largo de todo el ejercicio profesional del empleado.

Como puedes ver, la presencia de un Servicio de Ajuste Personal y Social en cada CEE es muy importante para lograr que la integración de las personas con discapacidad que están empleadas sea óptima.

Juan José Serrano Jiménez

Presidente de AGEVALCEE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *